!Importante! es saludable, pero sólo si consigues no comerte medio bote a cucharadas de una vez 😉

Esta receta es muuuy facilita y además está muchisimo más rica la mantequilla/crema de cacahuete casera que las compradas 🙂 que además llevan mantecas o grasas añadida.
Al comprar los cacahuetes, fíjate bien, porque casi todos los que venden ya pelados vienen fritos y con sal, así que si no los encuentras es mejor comprarlos con cascara y pelarlos.
Una vez preparado se puede conservar en un tarro de cristal cerrado, mejor en el frigorífico.

  • Cacahuetes pelados que no estén fritos y sin sal.
  • Pelamos los cacahuetes si los has comprado con cáscara
  • Colocamos en la batidora bastante cantidad, yo pongo la bolsa entera, ¡si son pocos, la cuchilla no consigue batirlos bien!
  • Batimos, primero se transforman en harina y después de un rato batiendo se harán crema o mantequilla, tenemos que ir parando cada poco rato para remover con una espátula porque la harina se va subiendo por las paredes del vaso de la batidora y hay que bajarla hacia las cuchillas y para que el motor de la batidora no se recaliente y estropee.