Receta paso a paso para preparar leche de almendras:

Es taaan sencillo, que dejarás de comprarla en cuanto lo veas.
Ingredientes: unas 30 almendras y ½ litro de agua.
1. Lo primero que hay que hacer es poner las almendras en agua unas horas, 3 o 4 mínimo, para que se ablanden.
2. Cuando pase el tiempo, las enjuagamos y las batimos bien añadiendo agua nueva poco a poco, hasta aproximadamente medio litro,
3. Después hay que colar la leche de almendras varias veces con un colador bien fino, yo voy removiendo el fondo del colador con una cuchara, hasta que filtro todo el liquido.
4. Esta leche de almendras está muy buena así, sin más, pero si prefieres que sea dulce, puedes añadir algún endulzante natural, como por ejemplo unos dátiles antes de batir, una cucharada de miel o un poquito de stevia.

¡Y ya tienes lista tu leche de almendras! se puede conservar unos 3 o 4 días en el frigorífico en una botella de cristal cerrada.

Si lo prefieres, aquí tienes el paso a paso de la receta en vídeo 🙂

La leche de almendras es una bebida ideal para el desayuno, porque las almendras son ricas en proteínas y ácidos grasos esenciales, que protegen el sistema cardiovascular, además tienen un alto contenido de hidratos de carbono de absorción lenta y no desequilibran los niveles de azúcar en sangre, por lo que la leche de almendras puede ser consumida por personas diabéticas, son una fuente de energía pero con un índice glucémico bajo.
Desayunando leche de almendras estarás tomando antioxidantes, vitaminas B y E, zinc, fósforo, sodio, potasio, magnesio, hierro y calcio.