Una forma diferente y caprichosa de preparar un huevo

Ésta receta es de esas que me encantan, sencillas de preparar, rápidas, con pocos ingredientes y fáciles de encontrar, tanto, que solo necesitamos huevos, pizca de sal, unas gotitas de aceite y especias al gusto.

Lo mejor de esta receta es el sonido crujiente de las claras montadas  al cortarlas con el tenedor y que la yema puede quedar lo cuajada que quiera cada uno dejándola mas o menos rato en el frigorífico.

  • Huevo
  • Sal
  • Aceite
  • Especias al gusto
  • Separamos las claras de la yemas
  • Montamos las claras a punto de nieve con poquito de sal
  • Ponemos papel de horno en la bandeja del horno y lo untamos con un poquito de aceite
  • Colocamos las claras montadas en montañita, pero dejando un hueco que haremos con la cuchara para después poner allí la yema. Opcional, espolvoreamos por encima las especias que más nos gusten.
  • Horneamos 5 minutos a 180º sin ventilador y con calor arriba y abajo.
  • Ponemos la yema con cuidado de que no se rompa en el hueco que habíamos dejado y horneamos dos o tres minutos más.