El mejor endulzante o sirope para tus postres

  • dátiles
  • agua
  • opcional: extracto de vainilla
  • quitamos el hueso a los dátiles si lo llevan
  • ponemos los dátiles en remojo con agua caliente, el agua mínima necesaria para cubrirlos y dejamos unos 5 minutos, depende de lo secos que estén nuestros dátiles
  • quitamos la mitad del agua, la reservamos y batimos muy bien, si a la batidora le cuesta podemos añadir un poco más de agua, pero poco a poco, porque queremos que la textura final no sea muy líquida, como mermelada espesa.
  • conservamos dentro del frigorífico, en un bote de cristal cerrado, máximo 10 días.