Si te gusta el limón y los sabores ácidos no te pierdas ésta receta

Estas tartitas de limón son geniales, con un toque ácido de la parte de arriba de la tarta, la parte cremosita debajo y la base de galleta muy dulce gracias a los dátiles.
Las puedes decorar con cáscara de limón rallada o rodajitas encima, o prepararlo en un molde grande y hacer una sola tarta en vez de tartitas.
Con estas cantidades salen 3 o 4 tartitas, dependiendo el molde de cupcake que utilices, para hacer una tarta tendrías que hacer el doble de cantidad o más.

La crema de limón de estas tartitas, sin gelatina, se llama lemon curd y está buenísima ella sola, puedes hacerla para utilizarla de relleno de tartas, o para poner encima de una tostada.

BASE:

CREMA BLANCA:

  • 200ml de leche de coco espesa
  • cáscara de medio limón
  • gotitas de vainilla
  • endulzar al gusto

CREMA DE LIMÓN:

  • ralladura de la cáscara de medio limón.
  • 100ml de zumo de limón.
  • 2 huevos.
  • 50gr de ghee (mantequilla clarificada) o aceite de coco o mitad de cada.
  • endulzar al gusto, yo he puesto una cucharada de miel y unas gotas de stevia líquida, quedaría también bien sirope de agave.

BASE:

  • mezclamos todos los ingredientes de la base bien con las manos, si es necesario podemos añadir más caramelo de dátiles o ás aceite de coco para que la masa sea manejable y lo repartimos en el fondo de moldes de silicona para cupcakes, presionando con los dedos para que haga una base compacta y dejamos enfriar

CREMA BLANCA:

  • Ponemos la lata de leche de coco un rato en el frigorífico, al abrirla estará separada la parte más espesa del agua de coco, utilizaremos la parte blanca espesa, puedes aprovechar el agua de coco sobrante para para hacer un batido.
  • Calentamos la parte espesa de la lata de coco con la cáscara de limón, unas gotitas de vainilla, probamos y endulzamos al gusto, mantenemos unos 5 minutos.
  • Colamos y repartimos en los moldes encima de la base y ponemos a enfriar 2 o 3 horas.

CREMA DE LIMÓN

  • Derretimos la mantequilla o el aceite de coco.
  • Mezclamos con el zumo de limón y endulzamos.
  • Ponemos en una cazuela al baño María y cuando empiece a calentarse, añadimos los huevos removiendo sin parar con unas varillas, enseguida empezará a espesar, añadimos 2 hojas de gelatina remojadas en agua fría.
  • Esperamos que se enfríe un poco, ponemos un par de cucharadas encima de la crema blanca y dejamos que se enfríe.