Tabulé de coliflor

Tabulé de coliflor

¿Has probado la coliflor cruda? te sorprenderá

Esta ensalada es de las más frescas del verano, y sorprende, porque parece arroz o sémola de trigo ¡pero es coliflor! mucho más ligera, además cruda tiene un sabor muy fresco y es crujiente.

  • 3 tazas de coliflor
  • 2 tazas de tomate picado
  • 1 taza de pepino rallado o en trocitos
  • 1 puñado de perejil
  • 1 puñado de hojas de menta
  • 1 aguacate
  • 1 limón
  • Aceite de aguacate
  • sal y pimienta
  • Con un rallador o el accesorio de picar de la batidora, hacemos «arroz» con la coliflor cruda
  • Le ponemos sal y pimienta y lo mezclamos bien.
  • Picamos el tomate, el pepino, el aguacate, el perejil y las hojas de menta en trocitos y lo añadimos a la coliflor.
  • Aliñamos al gusto con un buen chorro de limón y el aceite de aguacate.
Croquetas de Quinoa

Croquetas de Quinoa

¡Me encantan las croquetas! ¿y a quien no?

Se pueden hacer croquetas casi de cualquier sabor, todas se pueden hornear para que sean un poquito más saludables que fritas, pero éstas son especiales porque no llevan bechamel.

 

  • Una taza de quinoa
  • Una zanahoria rallada
  • Dos cucharadas de cebollino picado
  • Media taza de almendra molida
  • 3 o 4 cucharadas de sésamo tostado
  • Un huevo
  • Sal y pimienta.
  • Lavamos con agua fría una taza de quinoa. Escurrimos el agua. Ponemos a hervir dos tazas de agua y añadimos la quinoa lavada. La dejamos aproximadamente 20 minutos hasta que se consuma el agua o los granos de quinoa se abran.
  • La escurrimos bien y la estiramos sobre papel de cocina para que se enfríe y se vaya la humedad.
  • Mientras se enfría, precalentamos el horno, picamos el cebollino finito, rallamos la zanahoria y preparamos un plato con la almendra molida y el sésamo tostado.
  • Mezclamos 200 g de quinoa (la pesamos ya cocida) con el huevo batido, el cebollino, la zanahoria y le ponemos sal y pimienta al gusto.
  • Con la mezcla hacemos la forma de las croquetas, las rebozamos en el plato con la almendra molida y el sésamo, y las  vamos colocando en la bandeja del horno sobre un papel vegetal.
  • Horneamos entre 10 y 15 minutos a 180ºC.
Espagueti de calabacín

Espagueti de calabacín

Verduras divertidas, al hacerlas y al comerlas

Con una buena salsa estos espaguetis de calabacín se volverán tus favoritos y le quitarán el puesto de plato preferido a la pasta tradicional, aceptan todo tipo de salsas caseras ya que el calabacín tiene muy poco sabor.

Pero hoy vamos a prepararlos con una salsa parecida a la salsa pesto (sin queso, ya que todas las recetas happy baker son sin lactosa) con albahaca, nueces y aceite de oliva.

Los espaguetis de calabacín se pueden comprar ya espiralizados o utilizar un espiralizador para hacerlos en casa, esta es la parte más divertida de la receta, ver como salen los espaguetis del espiralizador y se puede utilizar para animar a los niños a comer verdura.

Pueden comerse crudos, hervidos, cocinados al vapor o en el microondas, cada uno como prefiera, yo he elegido microondas porque es rápido, cómodo y fácil.

No hay cantidades porque depende mucho de lo que te gusten las salsas, a mi me gusta con poca salsa siempre, yo era de una pizquita de tomate en los espaguetis y en cambio mi hermano se ponía todo el bote.

  • Un calabacín espiralizado
  • Un puñado de nueces
  • Un montón de hojas de albahaca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Cocinamos los espagueti de calabacín cada uno a su gusto, hervidos, al vapor, en microondas…
  • Batimos las nueces con un chorrito de aceite, una pizca de sal y las hojas de albahaca
  • Ponemos la salsa por encima de los espaguetis y ¡Listo!
Huevo en nube

Huevo en nube

Una forma diferente y caprichosa de preparar un huevo

Ésta receta es de esas que me encantan, sencillas de preparar, rápidas, con pocos ingredientes y fáciles de encontrar, tanto, que solo necesitamos huevos, pizca de sal, unas gotitas de aceite y especias al gusto.

Lo mejor de esta receta es el sonido crujiente de las claras montadas  al cortarlas con el tenedor y que la yema puede quedar lo cuajada que quiera cada uno dejándola mas o menos rato en el frigorífico.

  • Huevo
  • Sal
  • Aceite
  • Especias al gusto
  • Separamos las claras de la yemas
  • Montamos las claras a punto de nieve con poquito de sal
  • Ponemos papel de horno en la bandeja del horno y lo untamos con un poquito de aceite
  • Colocamos las claras montadas en montañita, pero dejando un hueco que haremos con la cuchara para después poner allí la yema. Opcional, espolvoreamos por encima las especias que más nos gusten.
  • Horneamos 5 minutos a 180º sin ventilador y con calor arriba y abajo.
  • Ponemos la yema con cuidado de que no se rompa en el hueco que habíamos dejado y horneamos dos o tres minutos más.