Brownie

Brownie

Chocolate intenso y trocitos de nuez

Sin azúcar blanco, sin huevo, sin lactosa y sin refinados

✔ 1 plátano maduro
✔ 1/2 taza leche vegetal
✔ 1/4 taza avena en copos
✔ 1/4 taza harina de kamut
✔ 1/4 taza cacao polvo sin azúcar
✔ 1 cucharada de aceite de oliva o coco.
✔ 1/2 cucharita de bicarbonato
✔ Pizca de sal
✔ Gotas de Vainilla
✔ Opcional, trocitos de frutos secos.
✔ Endulzar al gusto con agave, panela, azúcar de coco o stevia.

? Chafamos o machacamos el plátano bien con un tenedor hasta que tenga aspecto cremoso.
? Añadimos la leche vegetal, la vainilla y el aceite, removemos bien.
? Mezclamos con la avena, la harina, el cacao, el bicarbonato y la sal.
? Endulzamos al gusto, cuanto más maduro esté el plátano, menos necesario será endulzar.
? Ponemos en un molde para horno, yo utilizo uno cuadrado de silicona.
? Horneamos 30/35 minutos a 160° con calor arriba y abajo 

Tortitas de avena

Tortitas de avena

Tan rápidas de hacer que podrás desayunar cualquier día como si fueran vacaciones

Sin azúcar blanco, sin lactosa y sin refinados

Tortitas para desayunar o merendar superrapidas y fáciles de hacer, además cada día con un toque diferente, con chocolate fundido, con frutas, con jamón y queso, con frutos secos y sirope de agave…

¡Todos a probar mezclas de sabores!

✔ 5 cucharadas de harina de avena.
✔ 1/2 cucharita de levadura.
✔ una cucharada de aceite.
✔ un huevo.
✔ 1/2 vaso de bebida vegetal de avena #Oatly

✔ 1 cucharada de azúcar de panela.

?Mezclamos todo en la batidora.

?Ponemos una sartén a calentar, con una gotita de aceite.
?Vamos poniendo cucharadas en la sartén para hacer las tortitas y cuando hagan pompitas les damos la vuelta.
?Decoramos con fruta, chocolate sin azúcar fundido, sirope de arce o frutos secos. ¡Espero que os gusten!

Leche de almendras

Leche de almendras

Receta paso a paso para preparar leche de almendras:

Es taaan sencillo, que dejarás de comprarla en cuanto lo veas.
Ingredientes: unas 30 almendras y ½ litro de agua.
1. Lo primero que hay que hacer es poner las almendras en agua unas horas, 3 o 4 mínimo, para que se ablanden.
2. Cuando pase el tiempo, las enjuagamos y las batimos bien añadiendo agua nueva poco a poco, hasta aproximadamente medio litro,
3. Después hay que colar la leche de almendras varias veces con un colador bien fino, yo voy removiendo el fondo del colador con una cuchara, hasta que filtro todo el liquido.
4. Esta leche de almendras está muy buena así, sin más, pero si prefieres que sea dulce, puedes añadir algún endulzante natural, como por ejemplo unos dátiles antes de batir, una cucharada de miel o un poquito de stevia.

¡Y ya tienes lista tu leche de almendras! se puede conservar unos 3 o 4 días en el frigorífico en una botella de cristal cerrada.

Si lo prefieres, aquí tienes el paso a paso de la receta en vídeo 🙂

La leche de almendras es una bebida ideal para el desayuno, porque las almendras son ricas en proteínas y ácidos grasos esenciales, que protegen el sistema cardiovascular, además tienen un alto contenido de hidratos de carbono de absorción lenta y no desequilibran los niveles de azúcar en sangre, por lo que la leche de almendras puede ser consumida por personas diabéticas, son una fuente de energía pero con un índice glucémico bajo.
Desayunando leche de almendras estarás tomando antioxidantes, vitaminas B y E, zinc, fósforo, sodio, potasio, magnesio, hierro y calcio.

Crema de cacahuete

Crema de cacahuete

!Importante! es saludable, pero sólo si consigues no comerte medio bote a cucharadas de una vez 😉

Esta receta es muuuy facilita y además está muchisimo más rica la mantequilla/crema de cacahuete casera que las compradas 🙂 que además llevan mantecas o grasas añadida.
Al comprar los cacahuetes, fíjate bien, porque casi todos los que venden ya pelados vienen fritos y con sal, así que si no los encuentras es mejor comprarlos con cascara y pelarlos.
Una vez preparado se puede conservar en un tarro de cristal cerrado, mejor en el frigorífico.

  • Cacahuetes pelados que no estén fritos y sin sal.
  • Pelamos los cacahuetes si los has comprado con cáscara
  • Colocamos en la batidora bastante cantidad, yo pongo la bolsa entera, ¡si son pocos, la cuchilla no consigue batirlos bien!
  • Batimos, primero se transforman en harina y después de un rato batiendo se harán crema o mantequilla, tenemos que ir parando cada poco rato para remover con una espátula porque la harina se va subiendo por las paredes del vaso de la batidora y hay que bajarla hacia las cuchillas y para que el motor de la batidora no se recaliente y estropee.